Magos y Brujas

18/03/2013

Aunque a primera vista no parece haber ninguna diferencia entre ellos, no podrían ser más distintos entre si. Su don se transmite de padre a hijo, o de madre a hija respectivamente. Nacen con una habilidad única e irrepetible que les marca como poseedores del Don, y son capaces de conjurar a las fuerzas elementales sin ayuda de un objeto mágico.

Al principio de los tiempos, tanto magos como brujas convivían en armonía, pero cada vez más a menudo, los descendientes de las parejas mestizas nacían sin el don o morían a las pocas semanas de vida. Temiendo por la continuidad de su estirpe, ambas clases mágicas se separaron para siempre, y aún hoy se culpan mutuamente del porcentaje de niños, cada vez menor, que nacen con el don.

Sin embargo, de aquellos descendientes que lograron sobrevivir, aun sin magia, se sabe que conservaron el don ligado a su sangre, pues todavía hoy nacen niños por todo el mundo con capacidades asombrosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: