Trasgos

22/03/2013

Se trata de pequeños diablillos verdes que se pasean por los bosques tratando de asustar a los viajeros inocentes e incautos que pasan demasiado cerca de sus guaridas. De corta estatura, ojos enormes y orejas grandes y puntiagudas, pueden parecer peligrosos a simple vista cuando en realidad resultan inofensivos.

Se valen de las sombras que proyectan árboles y arbustos, así como los sonidos típicos de la naturaleza para tratar de espantar a los caminantes, pero se esconden a toda prisa si piensan que van a ser descubiertos, y huyen si no logran amedrentar a los viajeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: