Kappas

21/04/2013

Estas criaturas se asemejan mucho a las tortugas marinas, con manos y pies palmeados y una concavidad en la parte superior de la cabeza que está siempre llena de agua. Son bípedos y de piel verdosa, con un halo de pelo oscuro alrededor del hueco que hay en la parte superior de su cráneo.

El origen de toda su fuerza se halla en el agua que retiene la cavidad de su cabeza, y que les hace agresivos y peligrosos para el resto de criaturas. Sin embargo también son muy educados, de modo que la forma más sencilla de derrotarlos consiste en saludarlos con una reverencia, que devolverán provocando que el agua que contiene su cráneo derrame en el suelo.

De esta forma se volverán más pacíficos, y dejarán de ser una amenaza para los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: