2 comentarios to “En la torre más alta”

  1. Seijo Says:

    Amos a ver criticas

    “iluminando con fuerza la pequeña habitación circular que se extendía al” Extendía me sugiere amplitud, que choca bastante con el hecho de que acabas de decir que es pequeña. Yo utilizaría “se abría”

    Al escritorio de madera no lo has mencionado antes. “Un escritorio”, mejor que “el escritorio”

    No se por que inscribir me suena raro. ¿Que diferencia hay con escribir? Ademas creo que las tablillas sobran, pero solo por que me parece que no pegan después de la invención del papiro. Pero vamos, que eso es cosa mía, puedes dejarlo.

    Menos mal que avisas diciendo “con una larga inspiración”, por que la frase que viene después es eterna.

    Dices pluma dos veces en menos de dos frases. Cambia alguna por algún sinónimo.

    “la tinta emitía” no “la tinta emitiendo” Acabas de usar un “convertía”, no puedes cambiar el verbo así de golpe.

    Por otro lado, yo no describiría con una metáfora tan potente como la de la melodía y la música y las palabras que danzan a un trabajo mecánico y repetitivo. Transmiten ideas opuestas.

    ¿Sin embargo? ¿Rutinario? Nada de lo que nos has dicho antes nos ha podido sugerir que el chaval estuviese tranquilo. Es mas, el suspiro al untar la pluma y el escribir volcado sobre el papel, combinado con lo de la escritura rítmica y sin pausa sugería que estaba intentando acabar cuanto antes. Sugería repito. No hay nada semánticamente incorrecto. Pero queda raro.

    No creo que quisieses decir voces y gritos constantes. No se lo que pasa ahí abajo, pero las voces subiendo como el humo de una hoguera y el chaval nervioso sugieren pelea, saqueo o ataque. En esas situaciones, los gritos son regulares, si, no paran. Pero puntuales. La peña no se pasa veinte minutos gritando de seguido en prácticamente ningún caso. Yo lo diría de otra forma.

    ¿Era imposible saberlo? Hay gritos cada vez mas fuertes al lado de donde trabajas, y estas atacado como si tuvieses que entregarle el informe al jefe en 10 minutos, jefe que llega quemando todo a su paso. Y no haces mas que mirar por la ventana. Un ciego se daría cuenta que te preocupa lo que pasa en el exterior. Se ha dado cuenta hasta la pluma.

    Y eso es todo 😉

    • aeyriah Says:

      Gracias por tomarte la molestia de soltarme este tocho.
      He estado revisando el texto en los puntos que comentas, y habrá que retocar varios de ellos. Aunque no aquí, la entrada esa ya no la voy a editar.
      Otros están hechos a propósito, pero me alegra que te hayas dado cuenta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: