Parte XV: Últimos detalles

07/06/2015

El viaje durará algo menos de un mes, poco más de dos semanas si consigues un caballo.– Explicó levantándose de la silla y caminando hacia un pequeño armarito.- Te daré oro suficiente para que vivas sin preocupaciones hasta que te reunas con Aletheia.

El hombre revolvió el contenido de la cómoda hasta encontrar lo que buscaba. Extrajo cuidadosamente un pequeño monedero de piel curtida que levantó para que viera con una sonrisa satisfecha pintada en el rostro, y se detuvo un instante para llenarlo de monedas antes de volverse y acercarse a ella.

La muchacha asintió dubitativa, aceptando con timidez la bolsa de cuero que le ofrecía Ilkin. Estaba abultada y pesaba más de lo que parecía, repleta de los tintineantes discos dorados grabados con motivos de la corona Maelüriana. Contenía suficientes cielos para vivir holgadamente un año entero.

Yo… gracias.– Susurró Shana cohibida, aferrando el bulto entre las manos.

No es nada.– El mago agitó la mano en su dirección, restando importancia al asunto.- Lo más importante lo tendrás que hacer tu sola.

No comprendo…

Bueno, de alguna forma te habrás tenido que enterar de la enfermedad de tu madre, ¿No crees?

La niña alzó la diestra para taparse el rostro, avergonzada. Le estaba costando tanto asimilarlo todo que se había olvidado por completo de lo único que tenía que preparar por sí misma.

Si, claro. Mi madre.– Gimió azorada.- La verdad es que preferiría no tener que pagar nadie para que se haga pasar por mensajero, puede irse de la lengua y que se entere la persona equivocada.

Entonces piensa otra cosa.– Insistió.

No sé, ¿Una carta? Pero las chicas reconocerán mi letra.

Entonces procura que no la vean.– Respondió él tajante.- Yo no puedo ayudarte con eso. Tengo demasiadas cosas que hacer y ya hemos perdido demasiado tiempo.

Vale, digamos que funciona… Que nadie reconoce mi letra y se creen toda la historia.– Cogió aire.- ¿Cómo voy a convencer a los hombres del duque para que me dejen ir con ellos?

El mago se rascó la sien con el dedo índice y ensanchó la sonrisa, mostrando dos hileras de dientes cuidados y sorprendentemente blancos. No parecía en absoluto preocupado por la respuesta del embajador.

Déjame eso a mí. Tu amigo Ayken, ¿Confías en él?

Sí, claro, pero…

Pues asunto resuelto.

¿Qué? No, no… quiero involucrarle. Le pondría en peligro, yo…– Le miró confundida.

¿Por pedirle un favor a su maestro?.- La interrumpió el hombre.- No lo creo. Todo lo que debe hacer es confirmar la historia que vas a contarle cuando salgas de aquí. Y si sois tan amigos como parece, esta misma noche vendrá a verme para que interceda por ti ante el embajador.

Shana exhaló un largo suspiro de alivio mientras jugueteaba con mechones de pelo entre los dedos y se hundió aún más en el sillón. Por un momento casi había pensado que tendría que contárselo todo al pequeño aprendiz de mago, y le apreciaba demasiado para ponerle en el punto de mira.

Todo saldrá bien.– Añadió sin perder la sonrisa.- Tú concéntrate en presentarte ante ellos mañana, con el canto del gallo ¿Entendido? En el patio, frente a las caballerizas. No llegues tarde.

Extendió la diestra en su dirección mientras pronunciaba la última frase, ofreciéndole la mano. Era un gesto que la niña había visto hacer infinidad de veces a los cocheros, en deferencia a las damas que viajaban en los carruajes. Pero ella no era ninguna dama.

Sin embargo, el significado de lo que acaba de hacer era evidente. La conversación había terminado. La muchacha asintió por última vez y se levantó del asiento por sí misma, haciendo caso omiso de la mano del mago.

No lo olvides.– Insistió de nuevo el taumaturgo antes de abrirle la puerta.- Con…

Con el canto del gallo, sí. Estaré allí.


Continúa leyendo en el Capítulo 2, Parte I: Puntual.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: