Parte IX: Seguir adelante

30/11/2015

Seguramente Iohan también recordaría los últimos momentos que vivieron antes de que le abandonaran en los caminos, aunque podía llegar a entender que prefiriese olvidarlos. Ella tampoco querría vivir el resto de su vida con semejante sombra rondando sus recuerdos.

No se atrevió a mencionar de nuevo el asunto de su familia en lo que quedaba de tarde. Ni siquiera se quejó demasiado de que no la permitieran hacer altos en todo el camino, sólo aminoró el paso poco a poco y dejó que el muchacho divagara sin rumbo fijo sobre los cientos de ideas que se le iban ocurriendo mientras andaban, esperando que ninguno de los bandidos se diera cuenta de que avanzaban cada vez más despacio.

En cierto modo, se alegraba de que el chiquillo fuera capaz de cambiar de tema con tanta facilidad. Quitándole hierro a todo aquello había logrado evitar lo que, de otro modo, hubiese terminado en un largo e incómodo silencio del que ninguno de los dos sabrían salir airosos. De aquella forma, al menos podían seguir hablando como si nada raro hubiera ocurrido.

Había oscurecido ya cuando se detuvieron de nuevo en un pequeño claro, una zona de vegetación ligeramente menos frondosa que la que habían atravesado hasta ese momento. Parecía evidente que ya estaban cerca de los límites del bosque, un lugar perfecto para montar un campamento resguardado de los elementos, aunque lo suficientemente descubierto para poder localizar posibles amenazas.

Como las otras veces, los integrantes de la banda de ladrones se limitaron a ignorarla por completo, sin prestarle la más mínima atención mientras colocaban las esterillas extendidas alrededor de un círculo de piedras cuidadosamente preparado para contener la hoguera. Dos de ellos incluso se alejaron a buscar leña, tarea que generalmente reservaban para el integrante más joven del grupo.

La niña aprovechó aquel momento en el que nadie les hacía caso para captar el interés de Iohan con un gesto, antes de que cogiera las cuerdas para atarle los tobillos y la dejara amarrada a alguna raíz como la última vez. Él la miró confuso y, sacando las manos vacías del zurrón, se acercó con lentitud a ella sin dejar de fruncir el ceño con extrañeza.

Necesito orinar.– Susurró la muchacha con un hilillo de voz.

¡¿Otra vez?!.– Gimió él con desesperación, y en sus ojos se reflejó un destello de incredulidad.- ¡Pero si acabas de ir!

¡Shhhhhh!.– Shana le chistó con brusquedad, lanzando una mirada furtiva en dirección a los hombres que, a pocos pasos de ellos, se esforzaban por mantener el fuego encendido.- Eso no es cierto. ¿Puedo ir o no?

Está bien…– Rezongó el chiquillo exhalando un suspiro.- Pero no te alejes demasiado o iré a buscarte y te traeré de vuelta a rastras.

¡Gracias!.– Musitó exhibiendo una amplia sonrisa, y se alejó a paso ligero hacia el arbusto más cercano.- Prometo no tardar mucho.

Lo cierto era que no tenía la menor intención de escapar. No por el momento, al menos. No conocía la zona, y era evidente que ellos estaban más que familiarizados con los caminos que recorrían el bosque de Jeyde. Fuera como fuese, no podía evitar salir a curiosear de vez en cuando, por sí encontraba la oportunidad de escabullirse y huir de los bandoleros antes de que llegaran a la capital.

Se internó unos metros en la espesura, y tras asegurarse de que Iohan no podía verla desde el tronco en el que la esperaba apoyado, buscó un árbol al que poder subirse para echar un vistazo alrededor del claro. Sin embargo, un detalle entre la maleza desvió totalmente su atención haciéndola olvidar el verdadero objetivo de su excursión.


Continúa leyendo en la Parte X: Un susto de muerte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: