Enanos

19/03/2013

Son una raza antigua de gente robusta y de corta estatura con una fuerte inmunidad a la magia. Pese a que tiempo atrás era común verlos mezclados con los humanos, con el tiempo se han vuelto cerrados y conservadores. Se sabe que quedan muy pocos entre los de su raza, aunque se desconoce el motivo por el que ha disminuido tanto su número. Son mucho más fuertes que los humanos, pero menos ágiles que estos. Se dividen en clanes, y su lealtad y fidelidad para con los suyos es prácticamente inquebrantable.

Existen tres clanes importantes en las Tierras de Erin, dos de los cuales se piensa que tienen su hogar en Nydiriah.

Anuncios

Son enanos robustos, de piel bronceada y rasgos anchos y toscos. La mayoría son mineros o herreros, expertos en la forja y creación de runas, aunque sus armas y armaduras también tienen fama de ser de gran calidad.

Es el clan menos hermético de todos, y casi el cien por cien de los enanos que pueden encontrarse comerciando en ciudades humanas pertenecen a él.

Los Ekrund tienden a ser más bajos y más anchos que sus hermanos los Zorn, y los siglos en las cuevas subterráneas de Nydiriah han conferido una tonalidad grisácea a su piel y cabellos.

Son mineros por vocación, y su trabajo con metales y piedras preciosas es el mejor que se ha visto en décadas. Sin embargo, este clan apenas sale de su hogar en las profundidades de la tierra, por lo que su artesanía en la superficie es muy escasa y preciada para los pocos afortunados que la poseen.

Estos enanos son lampiños, de piel dorada por el sol del desierto. Sus rasgos son levemente más afilados que los de sus hermanos de otros clanes, y tienden a ser también más musculosos y de cabellos más oscuros.

Se trata de un clan reducido, que viven como nómadas en los extensos desiertos de Domaryah. A pesar de que comercian con humanos y pueden incluso llegar a viajar con ellos dado el caso, son un clan cerrado y conservador, y realizan su trabajo lejos de las miradas de otras razas.