Faèricos

25/03/2013

Son posiblemente las criaturas mágicas más comunes del planeta, y también las menos tímidas en relación con los humanos. No frecuentan lugares urbanizados, y sus guaridas suelen estar en bosques o montañas, escondidos de los curiosos. Sin embargo, no es raro ver alguno paseando por una aldea poco poblada, o vigilando transeúntes que se acerquen demasiado a su territorio.

Anuncios

Centauros

25/03/2013

Estas criaturas tienen la parte superior del cuerpo de un humano y la inferior de equino. Quedan muy pocos en el mundo, apenas unas decenas de ellos que viven recluidos en el bosque de Väliya sin tomar contacto con ninguna otra raza. Se desconoce si son desconfiados por naturaleza o han sido acontecimientos pasados en sus tierras los que han convertido a estos seres mágicos en enemigos de la civilización.

Gracias a antiguos textos se sabe que los centauros son criaturas pacíficas que viven de la agricultura y la caza presente en su territorio, aunque existen precedentes que indican que podrían convertirse en un enemigo peligroso en el caso de que se iniciara una guerra.

Doxys

25/03/2013

Las doxys son criaturas menudas, de apenas unos centímetros de alto. Un ojo inexperto podría confundirlas con hadas, ya que su tamaño es similar y, al igual que ellas, cuentan con alas que les crecen de la espalda y las permiten volar.

Sin embargo, estos seres tienen dos pares de alas transparentes en vez de solo uno, y el cuerpo recubierto por un corto vello negro muy duro, que segrega un veneno paralizante muy potente al contacto con cualquier ser vivo de sangre caliente. Este veneno penetra a través de la piel y de ahí al torrente sanguíneo, desde donde alcanza los órganos vitales de la víctima con rapidez y acaba con ella de un paro cardíaco.

Las doxys son de los faèricos más peligrosos que pueden encontrarse en los bosques, pues son criaturas carnívoras y se aprovechan de su similitud con las hadas para cazar con libertad. Cuentan también con dos filas de afilados dientes que les ayudan a desgarrar con mayor rapidez la carne de sus víctimas.

Dríades

24/03/2013

Son las ninfas del bosque, ligadas a la tierra. Acostumbran a unirse a un árbol que protegerán con su vida si fuera necesario, y se ocultan de los ojos curiosos transformándose en plantas o hierba fresca.

Tienen aspecto de bellas jóvenes vestidas con hojas verdes, de piel blanca en invierno y otoño, pero que se broncea en primavera y verano. El color de su pelo cambia como las hojas de los árboles en cada estación.

Faunos

24/03/2013

Los faunos son hombres con la parte inferior de carnero, orejas y cuernos de chivo. Acostumbran a tener bastante vello facial, grueso, oscuro y rígido.

Viven en los bosques, cerca de arroyos o estanques, y acostumbran a tener varias guaridas a lo largo del cauce de los ríos, donde pueden asentarse por unos días mientras festejan su libertad.

Se trata de criaturas especialmente caóticas, aficionados a los bailes, la comida y los cantos de las ninfas.

Gnomos y Duendes

23/03/2013

Los gnomos son pequeñas criaturas de piel grisácea y ojos saltones, con largas barbas canosas y constitución ancha y fuerte. Son de muy baja estatura, igual que los duendes, aunque éstos últimos tienden a tener tonalidades de piel más verdosas, del color del musgo que crece sobre las rocas de los acantilados.

Son seres traviesos, pero inofensivos. Les gusta jugar cerca de las aldeas y los pequeños asentamientos humanos, y disfrutan con la compañía de los más pequeños, que son más receptivos a sus bromas. Mientras que los gnomos tienen aspecto de enanos adultos, los duendes parecen niños humanos durante toda su vida.

Hadas

22/03/2013

Podrían parecer minúsculas niñas elfas dotadas de alas semitransparentes que les nacen en la espalda, a la altura de los omóplatos. Sus rasgos son diversos, tanto como los de los humanos de los que se esconden. Las hay de tantos tipos como elementos forman el mundo.

Nacen de volcanes, terremotos, tormentas eléctricas y huracanes. Cada vez que las fuerzas de la naturaleza se desatan en las tierras de Erin, una nueva hada se crea, y vuela hasta el bosque más cercano para reunirse con sus hermanas. Miden apenas unos centímetros, y sus ojos, alas y cabello cambian de color según el elemento que personifiquen.