En crisis

12/11/2018

Este Lunes no lo voy a utilizar para subir un fragmento de la novela, pero si voy a hablar un poco sobre ella.

Voy a hablar sobre ella para que entendáis un poco las razones que hay detrás del pequeño hiatus que se avecina, porque a partir de hoy y sin fecha límite, dejaré de subir fragmentos los Lunes por la mañana. ¿Quiere decir esto que voy a dejar de actualizar los lunes? No. Pero lo haré con otra cosa distinta, no con la novela.

Eternal Sight es un proyecto de años, llevo trabajando con él tanto tiempo y ha dado tantos giros de tuerca que ya no se parece en nada a la idea inicial con la que empecé a trabajar en un principio. Y mirándolo de cerca, no me queda otro remedio que admitir que no tiene sentido seguir adelante, cuando es en el corazón de la historia donde encuentro la diferencia.

A lo largo de estos años he hecho muchos cambios menores en la historia, y nunca antes me había parecido necesario parar y reestructurar todo el mapa para seguir. Pero últimamente esos cambios han ido a más, y hemos llegado a un momento en el que seguir sin corregir ese mapa de cero sería una estupidez. Es ese momento en el que vuestro boceto tiene tantos borrones que, o lo pasas a limpio en otro papel, o sabes que dentro de un par de días no vas a ser capaz de entender lo que pone. Ahí estoy yo.

Así que eso es lo que voy a hacer. Voy a pasar a limpio mi esquema lleno de cambios y tachones, y voy a reestructurar ese mapa que tanto me ayuda a avanzar con las diferentes partes de la historia. No se que haré con lo que ya está subido: ¿lo dejaré en el blog? ¿lo enterraré en algún rincón como otros cientos de textos que no me gustan? aún no lo he decidido.

Pero mientras lo hago, no penséis que los lunes se van a quedar sin su actualización semanal. Seguiré subiendo cosas, quizá relatos cortos, quizá más largos… Ya veremos como tira la cosa.

 

Raven

Anuncios

Retomando el Blog

18/07/2018

Bueno, pues aquí estoy.

Después de dos años de pausa, después de convencerme de que tenía que dejar esto, esta historia, para poder reordenar mis pensamientos y contar lo que quería contar, y no lo que creía que querían que contase.

En mi cabeza se barajaban varias posibilidades. Estoy bloqueada, me decía. Sé lo que tiene que pasar pero soy incapaz de contarlo de forma que me guste. No tengo tiempo. Por la mañana tengo que hacer cosas en casa, y mi trabajo me imposibilita cualquier intento de escribir nada. No se me ocurre nada. Cada vez que intentaba salir de la novela y ponerme con otra cosa me quedaba en blanco. Me estresaba. Como si las palabras que llevaba conmigo durante todo el día de repente me dieran la espalda.

Pero he vuelto.

He vuelto todavía más cabezota que antes, y eso no es precisamente una tarea fácil. Escribir ha sido mi vida desde los once años, no voy a dejar de hacerlo por un mal bache. Un mal bache demasiado largo para mi gusto.

Lo mejor es que todo esto no ha salido sólo de mí. Porque he tenido que ir por segundo año consecutivo al Festival Celsius y encontrarme con un montón de gente, ir a un montón de charlas y aprender muchísimas cosas para darme cuenta de que eh, igual tengo que dejar de ser tan zoquete y dar los cabezazos a la libreta en lugar de a la ventana.

Pero también soy consciente de porqué dejé esto parado, así que he llegado a una conclusión: No quiero quemarme otra vez y abandonarlo. ¿Qué quiere decir esto? Es fácil. Volveré a ponerme con la novela, eso por descontado. Volveré a subir aquí cosas, y sin corregir, igual que antes (bueno, igual un poco). Pero también escribiré otras cosas. Intentaré no centrarme solo en la historia principal, y diversificar en otros proyectos, porque si se que me fuerzo a escribir sobre ella y solo sobre ella, acabaré igual que la última vez y es algo que no pretendo permitir que me pase.

Escribir es divertido. Si deja de serlo, si se convierte en una tortura, entonces deja de tener sentido.

Hoy estoy un poco pachucha, y no voy a poder actualizar el blog.

La pantalla del ordenador es malisima para las migrañas, y cuanto menos tiempo pase delante de ella mejor. Pero mañana por la mañana tendreis la entrada lista, prometido.

Disculpad por el inesperado retraso y espero que mañana volvais a leerme como todas las semanas.

 

Raven

Bueno, como ya venía vaticinando, me ha subido la fiebre y estoy demasiado pocha para actualizar hoy.

Tengo texto preparado, pero soy un desastre que prefiere escribir a la antigua usanza asi que, ¡Sorpresa! lo tengo sin pasar a ordenador. Llevo un rato intentando pasarlo, pero es evidente que no me da para más 😦

Actualizo mañana, prometido.

 

Raven

Pues eso.

Se ha hecho tardísimo, y por desgracia hoy no me da tiempo a pasar la entrada de este Domingo al ordenador, asi que no podré actualizar a tiempo.

Sin embargo, el texto estará en su sitio mañana Lunes 30, a lo largo de la tarde.

 

Siento la espera 😦

Bueno, vamos avanzando!

Hoy estrenamos capítulo nuevo, como ya comente por twitter y por facebook la semana pasada. Si os soy sincera pretendía abrir esta nueva etapa de la historia con una sorpresa, algo con lo que estoy muy ilusionada, pero he tenido algunos problemas y me temo que no podrá estar listo hasta el mes que viene como muy pronto. Una pena 😦

Pero aún así vamos a seguir con esto según lo había planeado desde el principio. Los capítulos seguirán publicándose Domingo a Domingo sin excepción (salvo que me atropelle un camión o algo parecido), así que espero que sigáis conmigo igual que habéis hecho todo este tiempo, y me acompañéis hasta el final de este proyecto.

 

RaVeN

13/04/2015

Mis disculpas por la tardanza del post de hoy (o de ayer, si hacemos caso del calendario). He tenido un día complicado y me ha sido imposible publicar hasta ahora, pero a cambio del retraso, lo he hecho un poco más largo que de costumbre.

Espero que os esté gustando la historia.

 

RaVeN